Pasar al contenido principal
Anthony D. McClanahan fue acusado de degollar a su esposa, Keri McClanahan
NFL

¡HORROR! Exjugador de fútbol americano es acusado de degollar a su esposa

14 Noviembre 2017
Estados Unidos:

Anthony D. McClanahan, un exfutbolista de 46 años de edad, fue acusado de degollar a su esposa, Keri McClanahan, de 28 años, en su apartamento en Park City.

De acuerdo con información publicada en New York Post, la denuncia de un vecino al 911 llevó a la policía hasta el domicilio, donde hallaron a McClanahan gateando sobre su estómago y ensangrentado.

 

MIRA TAMBIÉN: EX-Miss Panamá Mundo apoyó desde las gradas a la selección panameña en Cardiff 

 

Pese a las condiciones en las que se encontraba el exfubtolista, logró levantarse lo suficiente para abatir a un oficial, para después convulsionar. McClanahan fue atendido de urgencia por las heridas que presentaba, para después declarar que él, su esposa y su bebé habían sido atacados. Sin embargo y luego de realizar las primeras investigaciones, se descubrió que el exfutbolista había caído en contradicciones.

Los elementos policiales hallaron en el apartamento el cuerpo de la esposa y con indicios de que había sufrido varias heridas de arma punzocortante en la frente, la espalda, así como en el cuello.

También llegaron a la conclusión de que Keri McClanahan luchó desesperadamente antes de ser asesinada con el pequeño cuchillo, que el presunto asesino llevaba escondido en un brazalete de nailon.

 

 

MIRA TAMBIÉN : ¡ELLA NO ES FÁCIL! Liza Hernández: 'Soy muy picky para entregar mi cuerpo' VIDEO 

Los hechos se registraron el pasado 2 de noviembre, sin embargo, Anthony McClanahan ya había sido acusado de secuestro un mes antes, luego de que el 3 de octubre sustrajera a su hijo de ocho años de su escuela en Arizona. Fue arrestado el 12 de octubre, devolvió a su hijo y una semana después consiguió salir de la cárcel.

McClanahan, originario de Bakersfield, California, jugó cuatro años con los Stampeders de Calgary de la Liga de Fútbol Canadiense a mediados de la década de 1990 y estuvo en el campo de entrenamiento con los Dallas Cowboys de la NFL en 1994, aunque nunca jugó con el equipo.


Heather Gauf, hermana de Keri McClanahan, relató que el exfutbolista tenía un serio problema de celos, que lo tornaban agresivo. Incluso, según Gauf, llegó a golpear a su esposa.

Vía: El Diario NY