Pasar al contenido principal
La primera temporada de descanso del año ya empezó.

Cinco recomendaciones para cuidar la piel en Semana Santa

11 Abril 2017

En estos días que muchos aprovechan para escaparse a lugares soleados para pasar sus días de descanso, es importante tener como prioridad el cuidado de la piel. El efecto de los rayos ultravioleta sobre el organismo es devastador, ya que no solo puede provocar quemaduras o problemas dermatológicos, sino conducir a situaciones más complicadas como el cáncer de piel, el más común del mundo.

La exposición al sol, así sea de pocos minutos, sin protección basta para causar daños, más si se suma a factores como una dieta poco saludable, al tabaquismo o una deficiente hidratación. Para conocer más, la médica dermatóloga Luisa Galindo habló con Semana.com sobre los principales cuidados de la piel. Estos son sus cinco principales consejos para los días de descanso:

1. No tomar el sol entre 10 a. m. y 4 p. m.: Esta es una de las reglas principales. Durante este fragmento del día es cuando los rayos ultravioleta (UV) están más expuestos a la radiación solar y causan más daño a la piel. “Antes de las 10 y después de 4 de la tarde son las horas perfectas para disfrutar los planes al aire libre. Entre las 10 y las 4 los rayos solares son más fuertes y a esas horas es mejor que busques otras actividades que no impliquen asolearte”, dice Galindo. La alta radiación no solo provoca quemaduras en la piel, también afecta al sistema inmunológico, puede dañar los ojos y acelerar el envejecimiento.  

También Puede Leer: ¡QUERÍAN CANCELARLO! Evento de reggae se realizará en plena Semana Santa

2. Usar protección: Las horas pico de radiación abarcan prácticamente todo el día, por eso, en caso de no poder evitar el sol durante ese tiempo lo más importante es usar bloqueador solar. “Se debe aplicar uno de amplio espectro y cada dos horas”, dice Galindo. Al momento de elegir el protector solar, debe ser uno que tenga factor de protección solar (SPF) de mínimo 30 y que cubra frente a los rayos ultravioleta UVA y UVB. Los niños menores de seis meses no deben usar protector, por lo que es necesario no exponerlos y vestirlos con prendas que cubran su cuerpo.

A propósito, otra forma de proteger la piel es a través de la ropa. Lo recomendable es tapar la piel usando pantalones, camisas de manga larga y gafas de sol con protección UV. Por su parte, “si definitivamente tiene que estar afuera a las horas críticas, se debe usar un sombrero de ala ancha o una sombrilla oscura”, añade la especialista. Es importante

3. Efectos alternos de los medicamentos: Algunas medicinas que se consumen con frecuencia y sin restricción, pueden elevar la sensibilidad a la luz solar. Se incluyen algunos antidepresivos, el ibuprofeno o la aspirina. En todo caso, es importante consultar con el médico sobre los efectos secundarios de los medicamentos y cómo pueden afectar la piel.

También Puede Leer: Incendio en Changuinola

4. Cuidado con los productos para la piel: No todas las cremas tienen en realidad todas las bondades que dicen. “Bronceadores y cremas de origen vegetal o peor aún cítricos en la piel pueden empeorar las quemaduras y producir manchas en la piel”, advierte Galindo. Por eso, es importante usar productos certificados que cuenten con protección UVB y UVA. 

5. Revisar las condiciones del lugar: “Si vas al mar revisa que no haya alerta de medusas para evitar dermatitis por contacto con ellas”, recomienda Galindo. Por su parte, también es necesario no olvidar aplicar repelente de manera frecuente, por ejemplo cada dos horas, para evitar la picadura de insectos transmisores de enfermedades.