Pasar al contenido principal
Linda Goldbloom también festejaba ese día su aniversario de bodas número 59

Asistió a un partido de Grandes Ligas en su cumpleaños y una pelota le quitó...

Linda Goldbloom, de 79 años de edad, falleció cuatro días después de haber sido golpeada por una pelota de foul durante un juego de MLB en Dodger Stadium. Goldbloom había acudido con su esposo a ver al equipo de Los Angeles que ese día enfrentó a San Diego para celebrar su cumpleaños y su aniversario de bodas número 59.

 

MIRA TAMBIÉN : LAMENTABLE . MUERE ACTOT Y DIRECTOR DE TEATRO. NORMAN DOUGLAS. ANUNCIAN SEPELIO 

El incidente ocurrió en la parte alta de la novena entrada cuando el pelotero dominicano Franmil Reyes conectó una pelota de foul del pitcher de los Dodgers Kenley Jansen que iba a una velocidad de casi 150 km/h. La pelota pasó por arriba de la malla de protección y golpeó la cabeza de Goldbloom. Ellos se encontraban sentados en la parte trasera de la primera base junto al hermano y cuñada de Linda.

“La pelota se acercó y la golpeó en la cabeza. Primero pensé que le había pegado en el cachete, pero el doctor dijo que el cerebro (de Linda) se había agitado bruscamente”, declaró su esposo Erwin Goldbloom.

La señora fue llevada al hospital inmediatamente, se sometió a una intervención quirúrgica, pero nunca volvió a recuperar la conciencia. Los reportes médicos indicaron que el impacto que recibió en la cabeza le provocó la muerte días después de ingresar al nosocomio.

Las cámaras no captaron el momento en el que la pelota impactó a Linda, sin embargo, el medio deportivo estadounidense ESPN fue el primero en reportar lo sucedido. Buscó reacciones por parte de la gerencia de los Dodgers, sin embargo, nadie se pronunció al respecto. Cinco meses después la organización le envió un comunicado al medio deportivo en el que expresó que “el equipo estaba muy triste” por la muerte de Linda y que el incidente se había resuelto entre Dodgers y la familia Goldbloom.

 

MIRA TAMBIÉN : CORTE SUPREMA NIEGA FIANZA A RELIGIOSA ACUSADA DE VENDER BEBÉS 

Integrantes de la familia de Linda no quisieron declarar si habían iniciado algún recurso legal en contra del equipo. Aunque sí le dijero a William Weinbaum, reportero de ESPN, que esperan que la muerte de su familiar lleve a las 30 franquicias de las Grandes Ligas a mejorar la protección hacía el espectador, así como también reconocieron que los Dodgers se ofrecieron a pagar todos los gastos del funeral de la señora, ofrecimiento que rechazó la familia.

La hija de la señora, Jana Goldbloom, comentó que espera recaudar dinero en memoria de su madre para ayudar a familias que perdieron a parientes en casos similares.

Fuente: Infobae 

Facebook comments

Los comentarios son responsabilidad de cada lector que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.