Pasar al contenido principal
La joven reveló detalles de su rapto.
Estados Unidos

Se enamoró de ella. Joven raptada por 88 días cuenta cómo fue su escape


Jayme Closs estaba dormida en su casa justo después de la medianoche del 15 de octubre de 2018, cuando el insistente ladrido de su perro, Molly, la despertó.

Mirando por la ventana de su habitación, la niña de 13 años vio que un auto se estacionaba en la entrada de la casa que compartía con sus padres, Jim y Denise Closs, en las afueras de Barron, Wisconsin, y fue a alertarlos. Jim se levantó y miró por una ventana, y un disparo de bala salió desde el otro lado de la puerta.

 

Escondida en una bañera, donde la madre envolvió a su hija "en un abrazo de oso", el horror no había terminado para Jayme y Denise. El intruso entró por la puerta cerrada del baño, mató a Denise de un solo tiro en la cabeza, luego arrastró a Jayme a su auto y la arrojó, atada con cinta adhesiva, al baúl del auto.
 

Una llamada al 911 hecha previamente por Denise había capturado solo gritos, atrayendo a la policía a la escena sangrienta. Pero cuando Jayme desapareció, la búsqueda se aceleró, ya que las autoridades rápidamente declararon que la adolescente estaba "desaparecida y en peligro de muerte" y emitió una Alerta ÁMBAR.

NOTA RELACIONADA: Revelan llamada al 911 sobre caso de mujer en estado vegetativo que dio a luz

Durante 88 días, la suerte y el paradero de Jayme siguieron siendo un misterio. La pequeña comunidad respondió con oraciones, campañas en redes sociales y miles de volantes, asegurando que la cara de Jayme estuviera en todas partes.

El 10 de enero, ese esfuerzo valió la pena después de que Jayme valientemente actuó para salvarse, escapando de la cabaña de su presunto secuestrador, donde estuvo retenida como rehén durante casi tres meses después de que el sospechoso le dijera que se iría durante cinco o seis horas. Afuera, sola y confundida en los bosques escasamente poblados cerca de Gordon, a unas 70 millas de su casa, Jayme corrió hacia una mujer que paseaba a un perro.

 

 La reconocí de inmediato", dijo la paseadora de perros, Jeanne Nutter,  a PEOPLE en el artículo de portada de esta semana. "Sus fotos están en todas partes".

TAMBIÉN PUEDES LEER:  Moradores del Valle del Cauca aseguran que captaron a una bruja

 Ella estaba llorando", recuerda Nutter. "Ella me dijo: 'Soy Jayme'".

 
La policía que respondió se había topado al presunto secuestrador de Jayme en el camino, quien aparentemente fuer a buscarla. El sospechoso, Jake Thomas Patterson, de 21 años , un hombre que no estaba en el radar de la policía, puesto que no tenía antecedentes penales, pero sí tenía una supuestamente   obsesión hacia Jayme, después de que la vio abordar un autobús escolar , según asegura una denuncia penal.

 
Según la denuncia presentada en el Tribunal de Circuito del Condado de Barron, el sospechoso dijo que sabía de qué se trataba la detención. "Lo hice", dijo.


Patterson ahora está en la cárcel con una fianza de $ 5 millones de dólares, acusado de asesinato, secuestro y robo a mano armada. Todavía no ha hecho una apelación.

 

TE RECOMENDAMOS:  Por echar un jugo en el Xbox, hombre mató a hija de su novia

Mientras tanto, Jayme se ha reunido con la familia y otras personas que nunca perdieron la esperanza de su recuperación y está comenzando a reconstruir su vida después de la pérdida y el trauma.

Dice el alcalde de Barron, Ron Fladten: "Fuera del mal de este crimen horrible, aún podemos tener un milagro".

 

Tomado de People

Facebook comments

Los comentarios son responsabilidad de cada lector que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.