Pasar al contenido principal
Habrá una cerveza especial elaborada en la ciudad donde la pareja se casará el próximo mes.

Amantes de la cerveza podrán brindar en la boda del príncipe Harry con Meghan

Los miembros de la realeza a los que les guste la cerveza podrán celebrar la boda del príncipe Enrique y su novia, Meghan Markle, con una cerveza especial elaborada en la ciudad donde la pareja se casará el próximo mes.

La cerveza “Harry & Meghan’s Windsor Knot” ha sido creada para darle a la tradicional pinta británica un toque estadounidense en honor a las nupcias de la pareja que se casará en el castillo de Windsor, al oeste de Londres, el 19 de mayo.

TAMBIÉN PUEDES LEER: DEJA A SU NOVIA. Por comentarios sobre la semilla afroamericana de Meghan Markle 

“Con la autenticidad de haber sido elaborada aquí en Windsor a las sombras del castillo Windsor, con ingredientes locales, tiene un gusto fantástico”, dijo Will Calvert, de 60 años, uno de los directores de la cervecera Windsor y Eton.


Según el fabricante, la pale ale se hace con cebada cultivada en la granja real de Windsor, para representar a Harry, y se combina con el lúpulo de la costa oeste de América, reflejando la herencia de Markle.

TAMBIÉN PUEDES LEER: ¡Desaire real! El padre de Megan Markle no sabe si está invitado a la boda 

Es una secuela de la cerveza “Windsor Knot” que la fábrica de cerveza hizo por primera vez en 2011 para celebrar la boda del príncipe Guillermo, el hermano mayor de Enrique, con su esposa Kate. Se suponía que esa elaboración estaría a la venta solo por un par de meses, pero la cervecera dijo que era tan conocida que todavía se fabrica y se vende hoy en día.

La ciudad tiene vínculos con la realeza que se remontan hace siglos y Windsor, el castillo habitado más antiguo y más grande del mundo, ha sido la casa de la familia de los reyes y reinas británicos durante casi mil años.


Enrique y Guillermo asistieron al colegio exclusivo Eton College que se encuentra a la orilla opuesta del río Támesis.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Para evitar líos el príncipe Harry no invitará a su boda ni a Trump ni a Obama 

En un bar local de Eton, la última cerveza real recibió la aprobación de dos clientes americanos. “Las pale ale gustan mucho en Estados Unidos y creo que ésta es muy buena”, dijo Jaime Naber, de 38 años procedente de Wisconsin que estaba visitando a un amigo.

Redacción Agencias 

 

 

Facebook comments