Pasar al contenido principal
Los enfrentamientos tuvieron lugar en la puerta de la Asamblea Nacional, sede del Parlamento de Francia. (Foto referencial: AFP)
Francia

Hombre pierde una mano durante protestas de los "chalecos amarillos" en París

Un hombre que participaba en la protesta de los "chalecos amarillos" en París (Francia) perdió este sábado una mano durante los enfrentamientos con las fuerzas policiales, cuando un grupo trataba de forzar las rejas de seguridad de la Asamblea Nacional.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Encuentran desgarradora carta de la mujer que se tiró de un puente con su hijo


Según las autoridades policiales citadas por la cadena "BFM TV", el hombre cogió una granada lacrimógena lanzada por los antidisturbios con la intención de reenviarla contra los agentes, pero el artefacto le estalló en la mano y se la arrancó.

Los enfrentamientos tuvieron lugar en la puerta de la Asamblea Nacional, sede del Parlamento de Francia, durante el décimo tercer sábado de protestas del movimiento de los "chalecos amarillos".

TAMBIÉN PUEDES LEER:  Maduro: Habrá justicia para quienes ejerzan violencia en las protestas

Los bomberos evacuaron al herido, que según los testigos no vestía chaleco amarillo, la prenda identificativa de los que se adhieren a este movimiento que se manifiesta en Francia contra el Gobierno de Emmanuel Macron desde el pasado mes de noviembre.

La prefectura de Policía de París confirmó pasado el mediodía que no había detenidos hasta el momento.

La protesta se repite este sábado en las principales ciudades del país, como Marsella, Niza, Burdeos o Montpellier, donde no se han registrado incidentes hasta la hora.

TAMBIÉN PUEDES LEER:  Por celos hombre saca un ojo a su esposa y después se lo come

En París, la marcha recorre las principales instituciones del país, desde el Arco del Triunfo, pasando por el ministerio de Asuntos Exteriores, la Asamblea Nacional y el Senado, a donde se dirigían tras el accidente en el que un hombre perdió la mano.

Fuente: EFE

Facebook comments

Los comentarios son responsabilidad de cada lector que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.