Pasar al contenido principal
Recuperar la credibilidad del Tribunal Electoral costó mucho.
11 Enero 2019

Editorial. Credibilidad del Tribunal Electoral

Recuperar la credibilidad del Tribunal Electoral costó mucho. Pocos recuerdan la época de los militares, cuando en esta entidad se fabricaban los fraudes y el descaro era la carta de presentación habitual.

TAMBIÉN PUEDES LEER: A los pelaos de hoy. Los millennials pueden ser nuevos héroes de Panamá

Esas épocas eran como ver hoy día a Tibisay Lucena, en Venezuela, anunciando las medidas de los chavistas para favorecer a Chávez o a Maduro. Era un árbitro parcializado y para nada confiable.

Allí mandaban los militares por intermedio de esbirros civiles.

Lo que hay ahora no es perfecto, porque el Tribunal Electoral es una entidad pública, administrada por hombres y mujeres con aciertos y desaciertos, y por ello todos debemos ser vigilantes.

TAMBIÉN PUEDES LEER:  Dimitri Flores presenta recurso.Pretende anular todas las firmas

La crítica sin fundamento de los independientes contra el Tribunal Electoral es censurable. Si lograban las firmas la entidad era buena, pero si no, se preparaba el fraude y buscaban beneficiar solo a los partidos políticos, se quejaban.

Lo que no debe perderse de vista es que las reglas electorales no las pueden hacer los políticos, sino los ciudadanos y eso es lo medular y no la candidatura de nadie en particular.

Mi Diario 

 

Facebook comments

Los comentarios son responsabilidad de cada lector que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.