Pasar al contenido principal
Laura Ávila falleció a los 36 años, tras decretársele muerte cerebral y daño a varios órganos.
México

Viajó desde Estados Unidos para operarse la nariz y los senos, pero murió

 Laura Ávila pagó un precio muy alto por lucir más bella con ayuda de una cirugía plástica que decidió practicarse en México. Un error con la anestesia le ocasionó daño cerebral, y tras varios días en un coma inducido y recibiendo soporte vital, finalmente murió el fin de semana.

La cita para ser más bella era el 30 de octubre la clínica Rinocenter de Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, aunque la cirugía ni siquiera se realizó. Los médicos le inyectaron la anestesia en el sitio incorrecto de su columna vertebral, lo que provocó hinchazón en su cerebro y una falla en sus riñones.

NOTA RELACIONADA:  Dejar de fumar garantiza mejores orgasmos

Del centro hospitalario salió con daño cereberal luego de sufrir un paro respiratorio de 4 minutos. Fue trasladada a un hospital especializado en El Paso, Texas, donde recibió soporte vital en un coma inducido hasta su muerte este sábado 24 de noviembre alrededor de las 8:20 horas.

Angie Ávila, la hermana de Laura, confirmó el deceso y se despidió a través de Facebook, donde escribió:

 Mi hermana angelical/segunda madre/mejor amiga y mi corazón nos dejó hoy. Lo que sí sé es que soy una persona más que afortunada por haber tenido la oportunidad de ser su hermana durante 25 años maravillosos. Te amo, Laura Ávila. Gracias por ser la mejor hermana del mundo"


Su pareja, Enrique Cruz, expresó en la red social que esparcirá las cenizas de su amada en Tulum, Quintana Roo, México, lugar donde planeaban casarse.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER.  Te decimos cómo alimentarte durante la lactancia

Angie informó en su cuenta de Facebook que sus abogados les avisaron que la clínica ya fue suspendida por la Cofepris, la agencia federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios.

No sé por cuánto tiempo, pero en estos tiempos oscuros estoy agradecida de haber recibido estas fotos. Encuentro algo de paz al saber que al menos por un día o dos estas personas no podrán lastimar a nadie más", dijo sobre el cierre.

 

Laura decidió viajar desde Texas a la ciudad fronteriza del estado de Chihuahua porque la clínica tenía comentarios positivos y los costos eran entre un 40 y 60% más bajos que en Estados Unidos.

Desde el principio se mostró incómoda con el tema de la anestesia. Durante ocho horas su pareja no pudo verla, por lo que estaba preocupado. Inicialmente le decían que la presión arterial había bajado y que no podían realizar la cirugía. Horas después, cuando llegó otro médico, le comunicaron que Laura había sufrido un paro cardiaco durante 4 minutos, lo que le ocasionó un grave daño cerebral.

 TE RECOMENDAMOS.  La grave enfermedad secreta del rey Mohamed VI de Marruecos 


Con esperanza, su familia pidió donaciones en una campaña de GoFundMe para pagar los gastos médicos, mientras anhelaban que al despertar del coma Laura no tuviera problemas para volver a caminar o hablar. Sin embargo, en el hospital de El Paso ya les habían informado que el daño cerebral era tan severo que nunca volvería a ser la misma.

A sus 36 años, Laura Ávila se dedicaba a las bienes raíces. Tenía una licenciatura en negocios por la Universidad de Texas.

Facebook comments

Los comentarios son responsabilidad de cada lector que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.