Pasar al contenido principal
Imagen ilustrativa
INTERESANTE

Encuentran posible cura al síndrome de ovario poliquístico

Recientes investigaciones publicadas en la revista especializada Nature Medicine han dejado abierta la posibilidad de encontrar una cura contra el síndrome del ovario poliquístico, una afección frecuente entre las mujeres que, de hecho, afectaría a una de cada cinco féminas.

El síndrome del ovario poliquístico aparece cuando los ovarios o las glándulas suprarrenales femeninas producen más hormonas masculinas de lo normal, lo que lleva a la generación de numerosos quistes en los ovarios. Además, estas mujeres tienen más riesgo de desarrollar otros trastornos como diabetes, problemas metabólicos o incluso enfermedades cardiovasculares.

 

MIRA TAMBIÉN : ESTAFADOR LE HURTA TARJETA DE CRÉDITO DE DEMI MOORE Y GASTA 169 MIL DÓLARES

Entre los síntomas del ovario poliquístico destacan menstruaciones irregulares, subida de peso, acné o piel muy grasa, exceso de vello en el rostro o en otras partes del cuerpo, e, incluso, puede llevar a infertilidad. Estas señales son consecuencia directa del ascenso en el nivel de andrógenos en el organismo.

Este trastorno suele detectarse detecta a través de un análisis específico de sangre y una ecografía. Las mujeres que tengan madre o familiares directos con síndrome del ovario poliquístico pueden tener más riesgo de sufrirlo en un futuro.

Lo cierto es que el síndrome del ovario poliquístico es un problema que, hasta el momento, no tiene cura y solo se pueden indicar ciertas medidas generales como el seguir una dieta equilibrada, una vida activa y algunos medicamentos para paliar los síntomas. Suele indicarse, por caso, la toma de anticonceptivos para ayudar a regular la menstruación y a equilibrar las hormonas.

No obstante, recientes estudios han cuestionado el hecho que de no tenga cura y han abierto una puerta de cara al futuro. Se ha encontrado un vínculo que pone en relación el desequilibrio hormonal del útero y el PCOS, es decir, el síndrome del ovario poliquístico.

Esta investigación descubrió que la hormona anti-Mülleriana (AMH) tiene un impacto distinto sobre las mujeres embarazadas con síndrome y las que no lo tienen.

La concentración de esta hormona es un 30 por ciento más alta en las mujeres que sí que padecen el síndrome en comparación con las que no tienen defectos reproductivos. Al hacer pruebas en ratones, se constató que el inyectar AMH en exceso en estos animales trajo como resultado que sus crías desarrollaran el síndrome del ovario poliquístico en la edad adulta.

Este hallazgo hizo que los investigadores se centraran en esta hormona para poder encontrar una cura a la afección. De este modo, lograron descubrir una cura en ratones, por lo que el siguiente paso sería comenzar con los ensayos farmacológicos en mujeres. El estudio en cuestión fue dirigido por Paolo Giacobini del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica de Francia.

Con respecto a la cura, lo que los especialistas hicieron fue inyectar en estos ratones con ovarios poliquísticos un medicamento de FIV denominado cetrorelix, que hizo que los síntomas desaparecieran.

Esto podría ser una gran noticia para las millones de mujeres que sufren a diario esta afección y que deben convivir a diario con los molestos síntomas.

Vía: Informe 21

Facebook comments

Los comentarios son responsabilidad de cada lector que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.